A bomba

 bañador nuevo

Pablo con bañador nuevo

Hoy es el cumpleaños de Pablo y su abuela le entrega un paquete blandito.

Pablo lo agarra, lo aprieta y piensa que no es un juguete.

Un poco mosca lo abre suavemente.

– ¡Aaaah!, grita de alegría.

Una camiseta de su color favorito y dentro un bañador muy bien escondido.

A bomba

Pablo tirándose a la piscina a bomba.

– Gracias abuela, le dice con cara de simpatía infantil.

Sale corriendo para ponérselo, pero su abuela le grita…

– ¡No se te olvida algo….!

– Muaksss , Pablo le da un gran beso en la mejilla y ella le responde con un achuchón.

Más tarde su tío lo lleva a la piscina y por el camino, Pablo le pregunta.

– ¿Tío, hay piscinas donde solo te puedes tirar a bomba?

– Jajajajajaja, no creo , en todas puedes hacerlo. Le responde.

– o ¿o tal vez no? Piensa en voz baja.